VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog, entre otras, puede ser mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a y datos de contacto.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

lunes, 25 de junio de 2012

Estratigrafía: Caleño en Mérida.

En terrenos del Terciario, de Mérida hacia el sur, es habitual encontrarse con el caleño, que destaca respecto al resto de sus sedimentos acompañantes, por ser una masa carbonatada endurecida, cuyo origen está en lagunas continentales, no conectadas con el mar abierto.
El caleño es esa roca que todo sondista encuentra en Mérida y alrededores y donde la barrena debe hacer honor a su nombre, horadando un material que parece poca cosa a simple vista, pero que tiene una dureza considerable, si tenemos en cuenta su constitución mineral y edad geológica.
En las fotos se observa el material blanquecino, a veces con tonos rojizos (imagen izquierda), que con el tiempo, al alterarse (imagen derecha), adquiere un color pardo o pardo rojizo, cuya dureza en nada se parece al sedimento del que proviene. Estas fotos, en concreto, están tomadas al norte del casco urbano de Mérida, cerca del tanatorio. Todos los edificios de la zona deben excavar por debajo de este material, por lo que son pocos los del gremio de la construcción que, sin conocer su denominación geológica ni su caracter mineralógico, sí saben de su excavabilidad y dureza, en ocasiones a su pesar.


No debemos confundir estos depósitos con los típicos caliches que aparecen ocasionalmente en terrenos agrícolas de la Comarca de Barros, pues éstos se originan por la evaporación y consiguiente precipitación del carbonato existente en el agua de la zona encharcada.