VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog, entre otras, puede ser mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a y datos de contacto.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

viernes, 15 de junio de 2012

"Las aguas minerales de Extremadura", por Alcalde Molero.

Después de los trabajos de Antonio Jorquera y del propio Alcalde Molero, éste es de los pocos artículos recopilatorios del estado de las aguas minerales en nuestra región. Fue publicado en el año 2000 por el IGME dentro del manual titulado "Panorama actual de las Aguas Minerales y Minero-medicinales en España".
Las aguas minerales de Extremadura han sido utilizadas desde tiempos inmemoriales, bien de forma tópica, en balnearios, o bien, embotelladas. Existen seis balnearios en funcionamiento en Extremadura: Baños de Montemayor, Alange, El Raposo (Puebla de Sancho Pérez), San Gregorio (Brozas), El Trampal (Montánchez), Valdefernando (Valdecaballeros) y uno en construcción: El Rascadero de los Lobos (Montehermoso). Desde el punto de vista geológico, los manantiales de dos de estos balnearios surgen en fracturas en granito (Baños de Montemayor y San Gregorio); otros dos en los niveles silíceos fisurados de la Cuarcita Armoricana, de edad Ordovícico inferior (Alange y Valdefernando); uno en las discontinuidades tectónicas de las pizarras y grauvacas del Complejo Esquisto-Grauváquico (El Rascadero de los Lobos); uno en una fractura que pone en contacto niveles de pizarras y conglomerados ferruginosos de edad carbonífera, con niveles de pizarras sericíticas de edad Devónico inferior (El Trampal) y uno en el punto de descarga de un acuífero, constituido por arenas, limos y arcillas de edad neógena (El Raposo).
Con respecto a las características hidrogeoquímicas esenciales, las aguas del balneario de Baños de Montemayor son sulfurosas y termales (temperatura de surgencia de 43ºC), las de Alange radiactivas, las de El Raposo bicarbonatadas cálcicas con alta mineralización, las de San Gregorio sulfhídricas, las de El Trampal y El Rascadero de los Lobos ferruginosas y las de Valdefernando cloruradas sódicas silíceas.
Por otro lado, destacar la existencia de 7 balnearios abandonados, 10 lugares de baño que son utilizados de forma esporádica, 14 lugares de baño abandonados y 46 fuentes con propiedades minero-medicinales.
Con respecto a las plantas embotelladoras de agua, en la actualidad existen dos en Extremadura y ambas comercializan agua mineral natural. Se trata del “Agua de Los Riscos”, situada en Alburquerque (Badajoz) y del “Agua de Sierra Fría”, en Valencia de Alcántara (Cáceres). La primera surge en los niveles silíceos fisurados de la Cuarcita Armoricana y la segunda en las arenas de meteorización del granito de Valencia
de Alcántara. Desde el punto de vista químico, son aguas de baja mineralización y de mineralización muy débil, respectivamente. Además existen dos aguas minerales naturales declaradas, una en Quintana de la Serena (Badajoz) y la otra en Montemolín (Badajoz).












No hay comentarios:

Publicar un comentario