VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog, entre otras, puede ser mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a y datos de contacto.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

lunes, 14 de febrero de 2011

"Investigación mineralógica de arenas de aluvión en la provincia de Cáceres (río Búrdalo y Burdalillo)", por Pinilla Navarro y Aleixndre Campos.

En este trabajo, publicado en 1970, en la revista Acta Geológica Hispánica, se hace un estudio textural y mineralógico de la fracción arena de los ríos Búrdalo y Burdalillo. Los minerales presentes en dicha fracción son turmalina, biotita, ilmenita, circón, granate, andalucita, silimanita, cuarzo y feldespatos. Resulta curioso que la prácticamente ausencia de casiterita se atribuye al laboreo que se hacía antaño de los aluviales, mediante bateo.


En 1970 se publicó este sencillo trabajo. Consiste en la presentación de los resultados de lo que parece una campaña de investigación geoquímica de arroyos. Conclusión: se trata de arroyos con predominancia de ilmenita (un óxido de hierro y titanio), procedente de la meteorización de las rocas ígneas del área fuente. Los resultados en casiterita fueron, en cambio, pobres. Si este estudio se hubiera realizado en arroyos más al oeste, probablemente hubieran detectado un importante grado de estaño en las arenas, debido a la presencia de los yacimientos wolframo-estanníferos distribuidos por la banda de cizalla de Montánchez y en los que se encuentra, entre otras, las mina La Parrilla.