VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog, entre otras, puede ser mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a y datos de contacto.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

miércoles, 2 de junio de 2010

Skolitos de Monfragüe.

Los skolitos, también llamados skolithus o scolithos, son huellas dejadas por organismos de zonas submareales, a modo de tubos verticales al fondo, generalmente arenoso. De hecho es un icnogénero típico de las areniscas de origen marino.
Los skolitos consisten en cavidades de habitación, que el organismo utiliza como morada más o menos permanente. Generalmente, se asocian a sistemas bentónicos arenosos de alta energía (playas), donde gusanos poliquetos o bivalvos suelen ser responsables de estas estructuras. No obstante, hay investigadores que los atribuyen a artrópodos.
En Extremadura son abundantes en las cuarcitas y areniscas ordovícicas, por lo que pueden aparecer en cualesquiera de ambas provincias. Uno de los lugares en los que se pueden ver fácilmente estos icnofósiles es en el Parque Nacional de Monfragüe, concretamente en el Castillo (en las rocas -cuarcitas- sobre las que se cimenta la torre). En este lugar los tubos presentan numerosas ranuras paralelas y con forma de menisco (cóncavas hacia arriba), lo que indica la polaridad de los estratos. Si el tubo es simple se denomina Monocraterion, mientras que si es doble (con un orificio de entrada y otro de salida, normalmente en forma de "U") se denomina Diplocraterion.

Vista lateral.

Vista ortogonal.

Pero también las hemos visto en otros muchos sitios, entre los que destacamos dos, por su fácil accesibilidad: el pico La Villuerca (Guadalupe) y el Castillo de Marmionda (Portezuelo).




Evidentemente, también pueden verse ejemplares de este icnofósil en el Museo de Geología de Extremadura, en el Museo de Logrosán y en el Museo de Geología y Minería de Santa Marta de los Barros.
El blog Cáceres al Natural tiene una entrada dedicada a este icnogénero observado en el Cerro del Milano (http://caceresnatural.blogspot.com/search/label/skolithos) .

4 comentarios:

  1. Alguna vez he visto estas formas en algunas rocas ...pero supe darle explicación. Las formas ortogonales las recuerdo perfectamente. La última imagen es muy explicativa de cómo son estas curiosas huellas fósiles...!ya no se me olvidan! Bueno, pues ya he empezado el año aprendiendo! Un abrazo y feliz año.

    ResponderEliminar
  2. Recuerda que esto solo es el principio de la película. Los paleoicnólogos vienen definiendo icnofacies de Skolitos desde hace años, con el fin de reconocer ambientes sedimentarios a partir de la presencia de este tipo de huellas fósiles. Y eso es aplicable igualmente a otros tipos de icnogéneros (Cruziana, etc.). O lo que es lo mismo, la existencia de determinadas huellas tiene una componente etológica fuerte, pues nos da idea del comportamiento de los seres que las crearon, las condiciones del medio (temperatura, salinidad, energía...), etc., en rocas formadas hace más de 600 millones de años. ¡Ahí es na'!

    ResponderEliminar
  3. Y una pregunta... aparte de estos skolithos, he visto otros restos en el cerro del milano, que puede parecer a multitud de fragmentos de conchas apilados y rotos. Es posible esto, si hablamos de suelos arenosos preservados en la cuarcita? y es posible encontrar ripple-marks en la cuarcita ordovícica de Extremadura? Siento ser tan pesado con tanta pregunta...

    ResponderEliminar
  4. Lo de los ripples es perfectamente posible, pues son estructuras de corriente muy habituales en ambientes submareales e intermareales. Respecto a la acumulación de restos rotos apilados, igual, pues lo que puedes ver en una playa actualmente (por ejemplo, la acumulación de fragmentos de conchas en la orilla) era perfectamente factible en el Ordovícico (Principio del Actualismo). Lo que cambian seguramente serán las especies.

    ResponderEliminar