VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog, entre otras, puede ser mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a y datos de contacto.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

miércoles, 1 de diciembre de 2010

Sendero de los Apalaches en Extremadura...próximamente.

El Sendero Internacional de los Apalaches (International Appalachian Trail) empieza a desarrollarse en 1921 cuando Benton MacKaye propuso la idea de hacer un sendero que siguiera toda la Cordillera de los Apalaches Norteamericana (desde el Estado de Alabama al Estado de Maine). Se materializa en 1937, cuando se define el sendero desde Springer Mountain (Georgia) a Katahdin Mountain (Maine).


Algunos datos de interés del Sendero:
  • Es el sendero de mayor longitud de EEUU (3.506 Km).
  • Atraviesa 14 estados.
  • Se conserva con la ayuda de 39 asociaciones de senderistas junto a sus socios.
  • Se estima que más de 10.000 personas han completado el Sendero y que cada año 4 millones de personas hacen algún tramo.
  • La menor altitud se encuentra en Bear Mountain en el Estado de New York, con 37,8 m. y la mayor esta situada en la Montaña de Mitchell, en el estado de Carolina del Norte, con una altitud de 2.040 m.
  • El sendero se suele empezar entre marzo y abril, para terminarlo en septiembre (se suele tardar en recorrerlo entre 5 y 6 meses) y se ha estimado el coste en realizarlo en aproximadamente de 3.000 €.
  • Las infraestructuras no están muy desarrolladas, ya que la mayoría del sendero discurre por Parques Nacionales, donde lo único que hay son refugios con pocas comodidades.
Los responsables de mantener ese sendero son un grupo de geólogos, biólogos marinos e ingenieros de montes que tienen su sede en Maine, y que decidieron seguir la geología de los Apalaches por todo el mundo. Para ello contactaron en Europa con instituciones geológicas y de montañismo de Groenlandia, Irlanda, Escocia, Gales, Noruega, Francia, España y Marruecos.

Ruth Hernández Paredes, geóloga, es la coordinadora del sendero apalachiano en España. Es, por supuesto, también quien más ha divulgado hasta la fecha este sendero en nuestra región. Así, señala que en España el tramo más importante de ese sendero estará en la comarca de las Villuercas-Ibores-Jara, porque es el único lugar donde se ve una cordillera como la de los Apalaches de Norteamérica, con la misma estructura y sin estar cubierta por vegetación o por otras rocas cenozoicas.

La idea fundamental para la continuidad de este sendero por Europa, España y consiguientemente Extremadura, es que cada asociación de senderismo sea la responsable de mantener en buen estado el tramo correspondiente a su comarca, que poco a poco se iría uniendo con otros para hacer un sendero de orden mayor, antes de balizarlos. En España la idea es empezar por Asturias y Galicia, bajar por Portugal y salir por las Villuercas, enlazando finalmente con la cordillera del Atlas, en Marruecos.

Para más información:

2 comentarios:

  1. qué bien, tus fotos me vienen de perlas para el tema de la evolución y la tectónica de placas. cuando le digo a mis alumnos que nuestro entorno geológico más parecido está al otro lado del atlántico, me miran con total escepticismo.

    Es muy curioso: se creen a pies juntillas lo que les dicen en las clases de biología y cuando le propones datos concretos, no se lo acaban de creer... Hasta el punto que cuando una vez les enseñé un nautiloideo del portanchito... alguno (solo algunos) llegó a cuestionarme que esto pudiera ser un fondo marino alguna vez!!! Algo falla en nuestro sistema educativo.

    ResponderEliminar
  2. Es que no hay nada mejor que un niño coja un martillo y se ponga a picar, hasta encontrar un fósil. En ese instante comienza una aventura intelectual para él. Y si en ese momento estás tú allí, te sentirás especial, como guía de su conocimiento...y ambos, juntos, seguiréis aprendiendo a partir de ese momento. [ME ESTOY VOLVIENDO UN FILÓSOFO]
    Las prácticas son esenciales en Ciencias. Lástima que no se fomenten más las salidas para conocer nuestra Naturaleza.

    ResponderEliminar