VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog, entre otras, puede ser mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a y datos de contacto.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

jueves, 23 de septiembre de 2010

"Estudio de las rocas carbonatadas de la provincia de Cáceres y su interés técnico", por M.R.Encinas.

Con el título concreto "Estudio de las rocas carbonatadas de la provincia de Cáceres y su interés técnico", Maria del Rosario Encinas Guzmán realizaría uno de esos trabajos tan interesantes para sentar las bases científicas que servirían a la investigación minero-industrial de Extremadura.
Este texto fue publicado por la Universidad de Extremadura en 1995. Constituye el resultado escrito y ordenado de la tesis que defendión en 1992, dirigida por la Doctora María Jesús Liso Rubio.
En realidad, constituye el equivalente de aquel otro trabajo que el 1 de noviembre de 2010 reseñamos en este blog, en ese caso encuadrado geográficamente en la provincia de Badajoz (tesis doctoral de Francisco Javier Liso Rubio).
La tesis de Charo Encinas constituye un enorme esfuerzo de recopilación de información relacionada con los recursos carbonatados cacereños y sus usos potenciales. En tiempos en los que apenas internet era un esbozo, ver trabajos de esta magnitud causa impresión. Tras un inventario y unas analíticas químicas importantes, creo que destacaría el capítulo 21 y, por extensión, el breve capítulo 22.
Supongo que aún puede conseguirse en librerías.