VideoBar

Este contenido todavía no está preparado para las conexiones cifradas.

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog, entre otras, puede ser mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a y datos de contacto.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

lunes, 22 de febrero de 2010

Geología en 3-D en Cáceres.

En la Ronda Norte de Cáceres existe un singular afloramiento de multicapas areniscosas, atribuidas al Devónico, en las que la disposición del talud respecto a la carretera ayuda a explicar la geometría tridimensional de los estratos (diagramas 3-D), con una aproximación igualmente a los conceptos que se manejan a la hora de entender la denominada "Regla de las uves", tan complicada de explicar en ocasiones a los profanos y tan difícil de encontrar cerca de nuestros hogares.
En estas dos imágenes se observa el citado afloramiento rocoso (que está a la altura de la salida hacia el barrio del R-66), donde dos vistas ortogonales nos dan la clave del fenómeno. En la visión frontal (imagen de la izquierda), da la sensación de que estamos ante un pliegue muy evidente. Pero las cosas a veces no son lo que parecen cuando de geometría se habla y, tal como se observa en la segunda imagen (vista lateral), puede verse que tal pliegue no existe, sino que se trata de una ilusión óptica provocada por la geometría cóncava del talud.


Nota importante a la hora de explicar este afloramiento: desde el punto de vista estructural debe tenerse presente que las capas están efectivamente plegadas, pero encuadradas en la deformación propia de la Orogenia Hercínica que afecta al Macizo Ibérico, que es lo que provoca sencillamente que veamos los estratos inclinados unos 45º (imagen derecha). Si la imagen de la izquierda correspondiera efectivamente a un pliegue, querría decir que habría habido una segunda deformación, en este caso, más o menos ortogonal a la primera, aplastando el primer pliegue perpendicularmente. Esta situación es bastante habitual y, de hecho, aparece en el Sinclinal de Cáceres, pero eso es objeto de otra entrada, sobre interferencia de pliegues.

9 comentarios:

  1. Y yo que paso por ahí todos los días desaprovechando ese caudal de información.
    Qué cantidad de cosas desconocemos...!
    Gracias

    ResponderEliminar
  2. Pues sí, el conocimiento (o desconocimiento) es infinito en todas las ramas del saber. Pero dentro de este, digamos, masoquismo intelectual que me invado, pretendo ir acercándome al final, aunque la Parábola de Zenón me demuestre lo contrario.
    Tengo pensado hacer una guía geológica de la Ronda Norte de Cáceres, para que los maestros y profesores puedan llevar a sus alumnos a ver rocas, medir espesores y buzamientos (utilizar la brújula) de los estratos, ver fallas, diques, etc. La verdad es que allí hay muchas cosas interesantes para enseñar.
    Saludos y gracias por el comentario.

    ResponderEliminar
  3. Impresionante. Me voy a escapar a ver ese talud. He recorrido esa ruta del colesterol varias veces y ni me he percatado (no hay nada como unos ojos entrenados). Por cierto, cómo me acordé de tí al ver los efectos de la tormenta de granizos en Aguas Vivas. Había una foto de un diario que sacaba la zona que tú mostraste como punto crítico y por desgracia la tormenta te dió la razón. Saludos.

    ResponderEliminar
  4. Cuando veas algo parado frente a un talud de carretera, iniesto cual sabueso o alocado golpeando las piedras, seguro que es un geólogo. En cualquier caso, te diré que en Geología hay que tener entrenados todos los sentidos, incluido el sentido del colesterol ese que comentas.
    Respecto a lo de Aguas Vivas, no tenía ningún misterio. Lo triste es que seguirá ocurriendo. Pero no hay problema porque es solo una zona ajardinada y raro es que haya daños personales.
    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Yo he estado muchas veces contemplando este "pliegue", y en realidad más de una vez he querido hacer una entrada sobre tan hermoso afloramiento... Gracias por tan interesante explicación.

    Por otro lado, yo pensaba que había muy pocos afloramientos del devónico en el sinclinal de Cáceres. De hecho, algunos de los fósiles que me he encontrado por la ronda norte son los típicos graptolites del silúrico en ampelitas, aunque en dos puntos relativamente alejados del lugar.

    Un saludo!
    (Me estoy leyendo el blog entero!)

    ResponderEliminar
  6. Si te soy sincero, la asignación al Devónico es aventurada. No obstante, te transcribo lo que Tena-Dávila y Corretgé dicen en la memoria del Mapa Geológico de Cáceres, página 11 (apartado correspondiente al Silúrico-Devónico): "Al no haberse encontrado fósiles...se le asigna una edad Silúrico inferior - Devónico inferior... Tampoco hay que descartar la posibilidad de que toda la unidad tenga una edad silúrica". Mi opinión se fundamenta exclusivamente en la comparación de estas litofacies con otras que conozco del Devónico en el Macizo Hespérico. No obstante, insisto, es aventurado adscribir al Devónico estos materiales, pues pueden ser Ordovícicos, como dice el Mapa Geológico de Cáceres, o muy bien ser Silúricos, como apuntas tú. Un tema más a estudiar. Y si encuentras ejemplares fósiles se los podemos llevar al equipo de investigación de Teodoro Palacios, de la Universidad de Extremadura, en Badajoz, para que nos los clasifiquen y nos orienten en cuanto a su edad.

    ResponderEliminar
  7. Bueno, pues me he animado a indagar en los lugares que yo conozco de la Ronda norte que pueden tener fósiles. y lo que me he encontrado es lo siguiente:
    a) los fósiles de ampelitas con graptolites, en afloramientos que atraviesan la ronda norte y se encuentran hasta en el parque del príncipe, y que ocasionalmente contienen otros fósiles. Esas ampelitas aparecen otra vez por los Castellanos, pero sin fósiles.
    b) Unos fósiles chiquititos que parecen algo así como crinoideos, en areniscas rosadas.
    c) Formas ovaladas, muy deformadas, pero que todavía podrían reconocerse como restos fósiles (parecidos a braquiópodos o algo así) en areniscas ricas en mica.
    Aviso que esto que digo es bastante aventurado (y que puede que estos últimos no sean fósiles)... pero si dices que hay formas para averiguar lo que son, sería muy interesante llevar algunas piezas a la universidad.

    ResponderEliminar
  8. Por cierto, lo de las ampelitas me guié precisamente por un artículo de Corretge sobre rocas sedimentarias, vulcanitas y granitos del sinclinal de Cáceres, de 1982.

    Un saludo!

    (Y repito: cuánto aprendo en tu blog!!)

    ResponderEliminar
  9. Querido amigo, sólo falta tomarnos un café para hacer el trueque. Localízame por mail (eduardo.rebollada@hotmail.com). Saludos.

    ResponderEliminar