BEING GEOLOGIST

Loading...

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog puede ser indirectamente, mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes que sea posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

Cargando...

martes, 9 de junio de 2015

El puente abandonado del río Ortigas, en Medellín.


Aprovechando la reciente lectura que hemos hecho sobre los puestes de Medellín (http://lascarreterasdeextremadura.blogspot.com.es/2015/06/historia-de-los-puentes-de-medellin.html?utm_source=feedburner&utm_medium=email&utm_campaign=Feed:+LasCarreterasDeExtremadura+%28Las+carreteras+de+Extremadura%29) en el blog de Emilio Arévalo, nos ha surgido la idea de hablar algo sobre este puente abandonado que cita en el río Ortigas y que se ve muy bien en las fotografías aéreas.

Hay varios puentes "abandonados" o, mejor dicho, sin cauce que superar o sobrevolar. En Asturias es conocido el de Olloniego. Sin embargo, en Extremadura tenemos el de Coria, en perfecto estado de conservación, que ahora da sombra a los labriegos que cultivan hortalizas cerca de sus pilares, ya que el río Alagón se desplazó hacia el sur.

Puente de Olloniego (Asturias)   
Puente abandonado de Coria
Otro puente sin cauce es el romano del Ortigas, un afluente del río Guadiana por su izquierda, del que hace buena referencia el post señalado más arriba.

¿Por qué hay puentes sin cauce y, por tato, cauces sin puente? La respuesta debemos buscarla en la dinámica de los ríos. Éstos, en su divagar, como le ocurre a muchos ríos extremeños en gran parte de sus tramos, especialmente en las vegas, van cambiando de trazado, anastomosándose a medida que se adaptan a las condiciones de su régimen fluvial.

En la zona de Medellín, observando las antiguas fotografías aéreas puede inferirse cómo el propio río Guadiana ha ido saltando sus barreras naturales, a veces evacuando el agua por lugares imposibles, especialmente en las grandes crecidas.

Hoy resulta realmente difícil que se produzca un fenómeno similar, dada la regulación hídrica de los ríos y del estricto uso agrícola de los terrenos aledaños a los cauces.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada