BEING GEOLOGIST

Loading...

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog puede ser indirectamente, mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes que sea posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

Cargando...

lunes, 30 de junio de 2014

"Sobre la piedra fosfórica de Extremadura", por Proust.

Traemos en esta ocasión un trabajo clásico de la literatura mineralógica. Se trata de la carta que en 1788 envía Louis Proust a Jean Darcet, que fue publicada en España en el Diario de Física de ese mismo año y posteriormente en 1799, en los Anales de Historia Natural nº 1.
Recordemos que Proust fue uno de los fundadores de la química moderna, autor de la Ley de las proporciones definidas. Da noticia Proust a su colega del descubrimiento de fósforo inorgánico y de los experimentos que realizó de la fosforita de Logrosán, gracias a la información que le facilitó el boticario Pedro Gutiérrez Bueno (recuérdese que éste tradijo el famoso manual "Méthode de nomenclature chimique", de Morveau, Lavoisier, Berthollet y Fourcroy), aunque Guillermo Bowles, el viajero inglés, ya había dado noticia en 1775 de la existencia de estas rocas fosfatadas.
Llaman la atención algunos aspectos: en primer lugar, como no puede ser de otro modo, la forma literaria del texto, que a pesar de ser una carta, no deja de tener un carácter científico, carácter que demuestra el propio Proust al investigar en la medida de sus posibilidades careciendo en ese momento concreto de medios adecuados (dígase laboratorio). Un último apunte: su visión va más allá, pues apuesta a que este mineral deberá ser descubierto por los litologistas (los petrólogos de la época) en otros lugares, no sólo en España y que sus usos serán más diversos que los que él mismo en esa época (finales del siglo XVIII) conoce.











No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada