BEING GEOLOGIST

Loading...

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog puede ser indirectamente, mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes que sea posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

viernes, 27 de mayo de 2011

El Guadiana en Medellín.

Utilizo esta imagen para ilustrar la evolución de un río como el Guadiana. Cuando circulamos por las carreteras cercanas a cualquier cauce, especialmente si éste es de gran caudal solemos verlos dentro de sus límites habituales, salvo en periodos de avenidas o riadas. No obstante, debemos abstraernos e imaginar que estos ríos pueden salirse de sus límites hasta extremos insospechados. En la ortofoto se ve el río Guadiana (flechas blancas de trazo grueso), circulando por las vegas de Medellín, cuna de Hernán Cortés, prácticamente en el centro de la imagen. El río discurre en diagonal, de NE a SO y cruza entre dos pequeñas serrezuelas. La que está más al norte, donde se encuentra el restaurante Quinto Cecilio, ha sido bordeada por el norte por el río: aunque parezca mentira, el Guadiana, quizá en épocas de grandes, grandísimas inundaciones, hace tanto tiempo (miles, quizá decenas de miles de años) que resulta indescriptible a escala humana. Prueba de ello son los canales fósiles (como la quebrada -o arroyo secundario- de la Galapaguera) que se observan a ambos lados de dicha sierrilla (flechas de trazo fino).