BEING GEOLOGIST

Loading...

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog puede ser indirectamente, mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes que sea posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

viernes, 26 de noviembre de 2010

Piritrón de piritrones: piritas extremeñas.

Este no es el nombre de una variedad de pirita ni, por supuesto, el de ningún ser de mundos telúricos. Es, sencillamente, el vocablo que inventó un amigo para referirse a un montaje mineralógico, cuyo protagonista era el sulfuro de hierro, es decir, "pirita". Recordemos que la pirita pertenece al grupo de los sulfuros y forma cristales cúbicos, piritoédricos u octaédricos. Contiene un 46.4% de hierro y el resto de azufre. También llamada "Oro de los tontos", por haber sido en ocasiones confundida con el oro nativo, por sus similitudes en cuanto a color y brillo.
Estas imágenes muestran la "escultura" que apuntaba anteriormente, pues es el mejor calificativo que se me ocurre para definir el concepto artístico que mi amigo quiso dar a aquella obra. Los ejemplares que forman tal composición están recogidos esencialmente de Navajún (La Rioja) y de Valuengo (Jerez de los Caballeros). Los primeros son los de hábito cúbico, mientras que los extremeños suelen ser de hábito pentagonododecaédrico (los llamados piritoedros), algunos maclados.

  
Pero los verdaderos "piritrones" extremeños, si es que así se les puede llamar, son los que aparecen en la Cantera San Carlos, en la corneana o cornubianita (¡Gutiérrez, que le veo...!) formada en el contacto metamórfico del granito y la pizarra. Pueden alcanzar hasta los 3 cm de diámetro y son piezas que, debidamente preparadas, son muy vistosas. Para hacerse una idea de las dimensiones, pensad en que una moneda de euro apenas ocupa un pentágono.
¡Muy importante! Si los aficionados a la mineralogía ya están pensando en su siguiente excursión a Valuengo, deben tener en cuenta que para acceder a la cantera hay que solicitar el pertinente permiso a la empresa explotadora. En cualquier caso, mucho cuidado, pues es un lugar peligroso.