BEING GEOLOGIST

Loading...

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog puede ser indirectamente, mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes que sea posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

martes, 12 de octubre de 2010

"El riesgo sísmico de Sevilla", de Pilar Gentil Govantes.

En 1989 se publicaría un interesante libro sobre los efectos de los diferentes seismos sobre Sevilla. Su autora, Pilar Gentil Govantes, es arquitecto por la Universidad de Sevilla y se nota el correcto manejo de los conceptos relacionados con el subsuelo y la relación con los fenómenos sísmicos.
Aprovechando la nota que publiqué recientemente sobre los efectos del terremoto de Lisboa en Coria, creo que el texto de Pilar Gentil supone un referente bibliográfico en los estudios geotécnicos en relación con el riesgo por sismicidad en España. Recordemos que la mayoría de los daños provocados por los terremotos en la Península Ibérica, salvo excepciones, como el tsunami de 1755 que asoló la costa gaditana o muertes por ataques al corazón o causas similares imputables a la impresión provocada por el evento, son inducidos por los daños materiales de los edificios en los que se encuentran las personas en el momento de producirse el seismo. Así, al igual que en Coria hubo una veintena de fallecidos por el derrumbamiento de la torre, en Sevilla la autora del libro recoge datos de documentos antiguos, donde se señala que también hubo fallecidos por las mismas causas.
Amén de los resultados específicos correspondientes a Sevilla (objetivo fundamental del libro de Pilar Gentil) lo que considero más interesante de lo recogido en el texto es el estudio detallado de algunos terremotos (el recorrido temporal que realiza comienza en el terremoto de El Acebuchal -sin fecha conocida, pero posiblemente eneolítico-, seguido por el de 1079, el de 1356, el de 1504 y el de 1755 -Terremoto de Lisboa-). Y en lo referido a Extremadura, destaco la parte documental, pues hay gran cantidad de datos recabados en el apéndice III.
Un buen libro de consulta no solo para aquellos que realizan geotecnia en Sevilla, sino para los investigadores de la historia de los seismos.