BEING GEOLOGIST

Loading...

Cómo colaborar

La manera de colaborar en este blog puede ser indirectamente, mediante subida de información relacionada con la geología de Extremadura en su amplio espectro.
Los posts se enviarán por email, para una verificación y edición previas. Si cumplen los requisitos indicados anteriormente serán subidos al blog lo antes que sea posible. Del mismo modo, se citará a su autor/a.

AGRADECIMIENTO

Puedes seguirnos en las redes sociales, puedes linkear lo que aquí lees, pinchar en la publicidad que decora este blog o solicitar una colaboración. También puedes volver otro día. O, sencillamente, puedes no hacer nada, pues con sólo saber que estás leyendo cualquiera de los posts de este blog te estaremos agradecidos y nos sentiremos satisfechos por ello.

Para cualquier consulta debes dirigirte a geologiasextremadura@gmail.com.




One logo to Geology.

One logo to Geology.
Google doodle: celebrating Steno.

FRIENDLY SUBSCRIBERS

Buscar este blog

martes, 21 de septiembre de 2010

El Volcán de El Gasco (1).


En esta pequeña alquería de Nuñomoral, en la comarca de Las Hurdes, existe un montecillo agreste enfrente, que los lugareños han denominado desde siempre "El Picu" o "Picu del Castillo". En ambos casos el nombre parece acertado, pues a su forma puntiaguda (más bien cónica) se añade el hecho de que existen restos amurallados en su cima.

Si no fuera por la presencia de una roca similar a la piedra pómez en lo alto de El Picu, este lugar no hubiera tenido el eco ni hubiera sido portada de periódicos especialmente durante el año 2001. Todo comienza cuando el gran geólogo García de Figuerola, al estudiar ejemplares pétreos de la zona, pensó que podrían tratarse de la roca porosa propia de edificios volcánicos. Esto ocurriría en los años 50 del siglo XX y por entonces El Picu del Castillo obtuvo una tercera denominación: el Volcán de El Gasco. Esta roca fue (y sigue siendo) utilizada durante muchos años por los artesanos de la zona para fabricar especialmente las pipas o cachimbas, ya clásicas y afamadas.

Cuando hacia el año 2000 especialistas del Instituto de Técnicas Aeroespaciales del Consejo Superior de Investigaciones Científicas empezaron a visitar estos lugares en busca de restos de impactos meteoríticos (dentro del programa de investigación IMPACT), surgió un intenso interés social y científico por dilucidar definitivamente el origen de aquella roca que el doctor García de Figuerola consideraba piedra pómez. El asunto se mediatizó hasta tal punto que la prensa publicaba por entonces y a su modo, a veces en portada, todas sus investigaciones. También las radios y televisiones comarcales y regionales, aprovechando el interés ocasionado por el anuncio, popularizaron aún más el mal llamado "Meteorito de El Gasco". La culminación de todo este proceso fue la declaración como espacio natural protegido tanto El Picu como su entorno inmediato, bajo la figura de Lugar de Interés Científico, el único hasta el momento en Extremadura.

En esta primera entrada sobre este asunto incluyo unas imágenes ilustrativas de una de aquellas noticias (de 25 de junio de 2001), así como de los investigadores que por allí pasaron aportando su granito de arena a la divulgación científica de aspectos geológicos extremeños: Örmo, Feldman, Glazovskaya , en la foto de la izquierda, y Díaz-Martínez y otros colaboradores, en la foto de la derecha.